Lun. Mar 27th, 2023

    Las revelaciones se multiplican, este viernes 17 de febrero, en España en torno a la investigación sobre los posibles pagos fraudulentos de varios millones de euros realizados por el FC Barcelona a un exárbitro de la federación.

    Nueva información del diario español El Mundo El FC Barcelona volvió a temblar en la noche del jueves al viernes, justo después del empate (2-2) encajado por los jugadores de Xavi en el Camp Nou ante el Manchester United en la Europa League.

    Según el rotativo español, el FC Barcelona ha pagado más de 6 millones de euros (6.659.488 euros) desde 2001 a José María Enríquez Negreira, número dos del arbitraje español entre 1994 y 2018, para que asesore al club en cuestiones arbitrales. Una cantidad muy por encima de los 1,4 millones de euros anunciados hasta ahora por los medios españoles.

    Y cuando el Comité Técnico Arbitral Español (CTA) fue desmembrado y reestructurado en 2018, y el Barça decidió dejar de pagar, el señor Negreira, destituido de su cargo en la federación, envió un fax al club catalán, el 5 de febrero de 2019, para amenazarlo para que revele un «escandaloso»de acuerdo a El Mundo.

    Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Xavi es el nuevo entrenador del FC Barcelona, ​​con la esperanza de revivir los días de gloria del club

    Los medios de investigación en línea El Confidencial por su parte reveló este viernes que otras dos empresas están en el punto de mira de la justicia española por este caso: una (Soccercam SL) perteneciente al hijo de Negreira, y la otra (Tresep 2014 SL) a Josep Contreras Arjona, exdirectivo azulgrana. , cuyo negocio supuestamente se usó para canalizar pagos al ex árbitro.

    “Si viera que ganamos haciendo trampas, me iría a casa”reaccionó Xavi el jueves por la noche en la rueda de prensa posterior al partido.

    Una “práctica común”

    Nos vemos el miércoles, cuando La radio española Cadena Sera reveló que la fiscalía española estaba investigando durante varios meses en compañía de un exlíder de un comité de árbitros españoles que habría recibido entre 2016 y 2018 1,4 millones de euros del FC Barcelona, ​​por un presunto delito de corrupción privada. Según Cadena Ser, la investigación se habría iniciado tras la identificación por parte de Hacienda española de irregularidades en los impuestos pagados por la empresa Dasnil 95, propiedad de José Maria Enríquez Negreira.

    El ex árbitro ha negado cualquier favor hecho al club blaugrana. Sus funciones, según sus declaraciones a los periodistas, se limitaban a dar consejos mayoritariamente verbales sobre cuestiones como el comportamiento de los jugadores frente a los árbitros.

    Todos los días nuevos crucigramas, Sudoku y palabras encontradas.

    Jugar

    Tras estas revelaciones, el miércoles por la tarde, el FC Barcelona reaccionó inmediatamente con una nota de prensa. Sin número Dasnil 95 directamente, el club catalán explicó que en el pasado tuvo un contrato que lo vinculaba a un «proveedor externo» de la que recibiría, entre otras cosas, «informes técnicos relacionados con el arbitraje profesional»a “práctica común en los clubes de fútbol profesional”. Actualmente, esta tarea recae en “un profesional en el sector del fútbol”agregó el club.

    Según Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça entre 2014 y 2020, el club había decidido prescindir de los servicios de esta empresa tras la reestructuración de la CTA en 2018, para ahorrar dinero.

    Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Fútbol: el sistema de sonido para los árbitros, ¿el arma fatal contra las disputas?

    Periodo límite

    El Departamento de Integridad de la Federación Española de Fútbol (RFEF) emitió este jueves un comunicado en el que anuncia exigencias » informaciones « ex árbitros de la RFEF y del Barça para llevarse el “medidas correspondientes”.

    LaLiga, el organismo que gestiona el fútbol profesional en España, también reaccionó a través de la voz de su presidente, Javier Tebas: “Ya lo hemos comprobado, y es imposible que haya sanciones disciplinarias deportivas” contra el FC Barcelona, ​​coche “el plazo de prescripción para este tipo de sanción es de tres años”y que han pasado cinco años desde los hechos.

    Si el Ministerio Fiscal abre un juicio, “Tendremos que presentarnos como un acusador privado. Y si no hay juicio, todo esto se archivará”. “Por ética y por nuestra imagen, este tipo de cosas no pueden pasar en el fútbol español”añadió el Sr. Tebas.

    Leer también Artículo reservado para nuestros suscriptores Salida de Messi, fichajes fallidos, deudas colosales, plantilla envejecida… la «erosión» de la catedral azulgrana

    El mundo con AFP