Jue. Ene 26th, 2023

    El presidente de la Unión Industrial Argentina y titular de la COPAL se refirió al control de precios que genera malestar en varias compañías. Que dijo.

    Tras la irrupción del gremio de Camioneros en los depósitos de supermercados a fin de controlar los precios de los productos -un hecho que causó malestar en numerosas cadenas- el presidente de la Unión Industrial Argentina y titular de la COPAL (Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios ), Daniel Funes de Rioja. dialogar con Clarín y fue categórico al referirse al conflicto.

    «COPAL respeta el estado de derecho. Ni nosotros podemos arrogarnos la función de controlar, ni puede incluirse a terceros con intereses particulares. El control es una función indelegable del Estado«, sostuvo.

    Ya agregó: «Si hablamos de un Estado presente, es necesario que el Estado controle, tercerizar esa función genera una mayor incertidumbre ante una posible colisión de intereses«, explicó en referencia a la irrupción del grémio de los Moyano, que maneja los camiones con mercaderías, como controladores de un proceso del que forman parte junto a las cadenas de supermercados y las empresas provedoras.

    La presencia de delegaciones del sindicato de Camioneros en los centros de logística de los supermercados fue una sorpresa para esas compañías, las cuales consideraron que esa intromisión «no forma parte del acuerdo de Precios Justos» acordó con el Gobierno.

    Sin embargo, sus representantes salieron a respaldar la decisión alegando qu’entienden que los ayuda a decidir la responsabilidad sobre los faltantes de productos.

    Tanto en el Poder Ejecutivo como en las empresas encontraron que hay un problema de abastecimiento. Los productos de esos listados se «agotan» las pocas veces que abrieron las ramas.

    Al respecto, los ejecutivos de las góndolas dicen que las productoras de consumo masivo están dirigiendo más mercadería a otros canales, como los chinos. Allí no rige el esquema de «Precios Justos».

    En este sentido, lo que pesó en el malestar de las empresas estuvo más centrado en el terreno de la política que en los propios supermercados por dos razones: la primera es que reavivó una grieta que lleva tiempo entre las grandes cadenas y las empresas proveedoras.

    “Entendiendo que somos una ‘decisión de Camioneros’, sino unos operativos seleccionados por la Secretaría de Comercio. Cámara que tiene el núcleo del candado.

    Y agregaron: «Examinando los centros de distribución y confrontando los pedidos de las cadenas y las entregas realizadas por los proveedores que clara la responsabilidad de los faltantes que se pueden llegar a ver en las góndolas. Esa responsabilidad que nos es atribuible a las cadenas de supermercados «.

    La segunda razón es que algunos optan por callar en público lo que dejan trascender en privado: temen que se un arma de doble filo empoderar a Camioneros en el control de los supermercados. Más teniendo en cuenta qu’Oscar Borda, el secretario de la rama Logística del gremio que condujeron Hugo y Pablo Moyano, fue el brazo ejecutor y rostro de la medida.

    historietas

    Mira también