Lun. Feb 6th, 2023

    En un podcast, el heptacampeón de la Fórmula 1 contó que comenzó a sufrir el acoso de sus compañeros de escuela cuando tenía 6 años.

    Una hora, 14 minutos y 36 segundos es lo que duró el podcast. Lewis Hamilton Abierto, sensible y sin los divismos que podría tener un heptacampeón de la Fórmula 1. Sabe el británico que su mensaje puede ser inspirador para millones en todo el mundo. También reconozco que puede ayudar a niños que sufren intimidación como él hace muy decadente.

    Es de conocimiento público que el inglés de 38 años recién cumplidos recibió el hostigamiento de sus compañeros en la escuela. Pero esta vez, a través de una entrevista íntima con Jay Shetty, autor del podcast «A propósito»el piloto de Mercedes dio detalles de cómo fueron aquellos años.

    «La más fácil en la vida es rendirte. Lo difícil es continuar. Pero que tenemos que seguir adelante. La escuela fue la parte mas traumatizante y dificil de mi vida«, reconoció quien fue campeón de la F1 por primera vez con McLaren en 2008.

    El bullying comenzó -según explicó Hamilton- «cuando tenias 6 años» y era uno de los seis o siete alumnos negros de todo el colegio John Henry Newman, en la localidad inglesa de Stevenage.

    Alli donde hoy esta el Rincón de Lewisun espacio creado por los estudiantes para poner recortes de diarios y mensajes destinados a quien supo transitar esa sala, aquel Lewis Hamilton de los ’90 no contaba con el mismo aprecio que tiene ahora convertido en el piloto hexacampeón de la Fórmula 1.

    “Empecé a sufrir bullying a la edad de 6 años. Los golpes constants, las cosas que te lanzan, como bananas, o la gente que usa la palabra N tan relajadamente. La gente te llama mestizo y no sabe dónde encajas. Eso fue difícil», recuerda.




    Un sonriente Lewis Hamilton, con su título de kárate, uno de los deportes que practicó de niño para defenderse.

    Hamilton tampoco se vio reflejado en lo que sus maestros le explicaron: «Cuando vas a la clase de Historia y en todo lo que aprendes no hay personas de color hacía que me preguntaba donde estaba la gente como yo en la historia«.

    «En mi escuela secundaria, había seis o siete niños negros de 1200 niños y tres de nosotros estábamos fuera de la oficina del director todo el tiempo. El director nos tenía manía, diría que especialmente a mí. Los profesores me decían que yo nunca iba a ser alguien en la vida. Sentí que el sistema estaba en mi contra y nadaba contra la corriente. Recuerdo diciéndome llorando ‘no voy a ser nada’ e incluso creyéndomelo por un momento«, agregado.

    «Hubo muchas cosas que suprimí. Sentí que no podía ir a casa y decirles a mis padres que esos niños traían de negro o que había sido acosado y golpeado en el colegio. No quería que mi padre pensara que no era fuerte, así que si tenía lágrimas las ocultaba, escondía poner emociones«, reveló.

    Hamilton together fue capaz de padre, quien fue su pilar en sus inicios en el automovilismo y en la F1.  Foto EFE/ROLAND WEIHRAUCH


    Hamilton together fue capaz de padre, quien fue su pilar en sus inicios en el automovilismo y en la F1. Foto EFE/ROLAND WEIHRAUCH

    El automovilismo, una pasión alimentada por un padre que tenía cuatro trabajos para solventarla, fue su refugio, el lugar donde puso sus emociones. «Realmente no fue hasta que comencé a competir que pude canalizar esta emoción que tenía en mi forma de conducir», continuó.

    Y confió: «Cuando era chico, no había superhéroes de color. Recuerdo ir a correr, ponerme el casco y sentir que ese era mi disfraz, que el automovilismo era mi superpoder«.

    A raíz de la discriminación que vivía, Hamilton creó la fundación Mission 44 y la organización Ignite. El objetivo es ayudar a los jóvenes de medios desfavorecidos y promocionar que puedan convertirse en pilotos, ayudó por su asociación con Mercedes, la escudería con la que modificó sus otros seis títulos, en 2014, 2015, 2017, 2018, 2019 y 2020.

    Mira también